MANTENIMIENTO

Las encimeras de cocina de la línea SANTAMARGHERITA® Quartz se caracterizan por una elevada resistencia a los rasguños y por una reducida absorción del agua y de los agentes químicos. Las sustancias normalmente utilizadas en la cocina no manchan la superficie que, con un acabado brillante, no retiene la suciedad y se limpia fácilmente.

FÁCILES DE LIMPIAR. Las superficies SANTAMARGHERITA no son sensibles a las marchas ni a los halos. Para conservarlas en perfecto estado, utilice un paño húmedo y un detergente neutro de base alcohólica, como, por ejemplo, un detergente común para platos o un producto específico para la limpieza de las superficies de mármol.

RESISTENTES A LA ABRASIÓN. Las encimeras SANTAMARGHERITA® Quartz resisten los arañazos, no se abollan ni se rompen. Para mantener inalterado a lo largo del tiempo su aspecto, le aconsejamos proteger la superficie con una tajadera cuando utilice hojas afiladas y cuchillos.

IMPERMEABLES. Los productos SANTAMARGHERITA no absorben los líquidos y resisten el efecto de los ácidos. El contacto directo con café, vino, zumo de limón, aceite de oliva, vinagre, maquillaje y otros muchos productos de uso diario no altera su superficie.

RESISTENTES AL CALOR. Las superficies SANTAMARGHERITA® Quartz han sido probadas para resistir el contacto ocasional con alimentos y líquidos hirviendo. Se aconseja evitar el contacto directo con fuentes de calor como ollas recién apartadas del fuego, cafeteras, planchas y llamas abiertas, y utilizar siempre salvamanteles u otros soportes resistentes al calor.

 

Evite el contacto con:

- Sustancias químicas alcalinas (acetona, sosa cáustica, etc.);

- Amoniaco puro o detergentes a base de amoniaco;

- Solventes en general (en particular, solventes para uñas o para barnices que contengan tricloroetileno y cloruro de metileno);

- Agentes de azulado, jabones oleosos, tinta y rotuladores indelebles;

- Estropajos metálicos y productos abrasivos y micro-abrasivos en gel o polvo;

- Detergentes muy agresivos como los empleados para la limpieza de hornos;

- Ceras abrillantadoras o productos que contengan ceras que podrían determinar una pérdida del brillo de la encimera.


Si la superficie entra en contacto con una de estas sustancias, le recomendamos enjuagarla inmediata y cuidadosamente con agua. Evite cualquier uso impropio.